Ruta del contraste - 200.00 Km -


Àger es una villa y municipio de la comarca de La Noguera, delimitado físicamente por la Noguera Pallaresa y la Noguera Ribagorçana. Del pueblo destaca el valioso conjunto monumental de la colegiata y el castillo de Sant Pere, restaurado, de estilo románico y neogótico. Está situado a los pies de la impresionante sierra del Montsec, un entorno natural relajante para cualquier motorista, que también podría complementar su estancia con la práctica de deportes de aventura (Àger está considerada la “capital” catalana de deportes aéreos como el parapente y el ala delta). Por otra parte, a pocos kilómetros de la población tenemos el Centro de Observación del Universo (COU), en cuyas modernas instalaciones los visitantes pueden hacer interesantes actividades pedagógicas y de ocio. Este entorno facilita que, nada más salir de Àger, dispongamos de carreteras con un entorno excepcional y pantanos imponentes. Una vez dejado atrás Àger, disfrutaremos de kilómetros de ruta por la C-12 con buen asfalto y recorriendo la imponente mole del Montsec. Esta cordillera y el perímetro del pantano de Camarasa nos regalarán unas vistas de primer orden, que, no obstante, no nos deben hacer perder la concentración en nuestra conducción. Después de unos 15 km, cruzaremos una presa dejando la C-12 y nos incorporaremos a la C-13 (dirección Fontllonga), en la que nos seguirá acompañando este excepcional entorno. Pasaremos por el lado de La Baronia de Sant Oïsme, un pequeño conjunto de edificios dominado por la iglesia románica de Sant Bartomeu y los restos del antiguo castillo de Sant Oïsme, con su singular torre redonda. Por la C-13, y ya en dirección a Camarasa, seguiremos durante unos 20 km el perímetro este del pantano de Camarasa.

Camarasa es un pequeño municipio que no llega a los 1.000 habitantes de la comarca de La Noguera. Seguiremos la C-13 mucho más recta, pero aún con un entorno muy agradable para el moturismo Ara Lleida, siguiendo el curso del río Segre. Al cabo de 12 km, llegaremos a Balaguer.
 

Balaguer, capital de La Noguera, con 17.000 habitantes aproximadamente, es el segundo municipio en población de la provincia. Destaca la iglesia gótica de Santa Maria, el santuario del Sant Crist, el convento de Sant Domènec y el antiguo cenobio de Santa Maria de les Franqueses. Aparte de los edificios religiosos, son también interesantes el centro histórico, la emblemática plaza del Mercadal, los restos del Castell Formós, las murallas góticas, el Museo de la Noguera (arqueológico) y el curioso Centro de Interpretación del Oro del Segre. Podemos visitar estos espacios, ya que nos vienen de paso, y así tener una perspectiva de Balaguer y su historia antes de tomar la carretera C-26, que nos llevará a Alfarràs siguiendo la sierra Llarga durante unos 26 km de carretera buena y bastante recta.

En este recorrido, atravesamos Castelló de Farfanya (con las ruinas del castillo de Castelló, la fuente pública barroca y el magnífico retablo gótico de piedra de la iglesia de Santa Maria como elementos más singulares) y Algerri, pueblo en el que destaca la iglesia de Santa Maria, de origen gótico, y los llamados “trullets”, antiguas construcciones de piedra utilizadas para fermentar la uva.

Alfarràs es un municipio de la comarca del Segrià y fronterizo con La Noguera. Situado entre la orilla del Noguera Ribagorçana y los cerros del Sas y la sierra Llarga (Les Guixeres), es pueblo “de agua, hilo y melocotones” (referencias al agua del canal de Pinyana que riega su huerta, al característico melocotón de Pinyana con Q de calidad reconocida y a las históricas fábricas de hilatura ahora cerradas). Se conservan un molino de harina y los restos del puente medieval. En este cruce, tomaremos la N-260, que en sólo unos 26 km de carretera recta y llana nos llevará hasta la capital de provincia, Lleida.

Lleida es una ciudad situada en la Depresión Central, capital de la comarca del Segrià, de la Veguería de Ponent, cabeza del partido judicial y sede del Obispado de Lleida y con unos 140.000 habitantes. Una capital que a través de su legado histórico, cultural, su gastronomía, su comercio... nos permite un agradable descubrimiento. La ciudad ofrece muchas posibilidades de conocer la historia y la cultura a través de sus monumentos, encabezados por el más emblemático de la ciudad, la Seu Vella (catedral antigua), edificio románico-gótico que corona la ciudad. El Castillo del Rey y el castillo templario de Gardeny, el Palacio de la Paeria (sede del Ayuntamiento), el antiguo Hospital de Santa Maria (gótico, actual Institut d’Estudis Ilerdencs), la Catedral Nueva de Lleida (barroca), los edificios modernistas y las iglesias medievales de Sant Llorenç y Sant Martí constituyen también visitas más que recomendables. El Museo de Lleida Diocesà i Comarcal, el Museo de Arte Jaume Morera, el Centro de Arte La Panera, el Roda Roda (que exhibe coches y motos de época) y el Museo del Agua configuran también un abanico de espacios culturales de gran interés. En cuanto a los espacios naturales, el parque fluvial de La Mitjana, la canalización del río Segre y los Camps Elisis invitan a agradables paseos. Como capital con buenas conexiones, saldremos de Lleida por la autovía A-2, que en sólo 11 km nos llevará por el llano de Lleida, zona de secano, hacia Alcarràs.
 

Alcarràs es un municipio de la comarca del Segrià con unos 8.000 habitantes. Es conocido por su circuito de motociclismo (a unos 13 km por la L-800 dirección Gimenells). Si no se quiere visitar primero el circuito, que siempre es recomendable, porque cuenta con numerosas actividades, tomaremos directamente una carretera local que nos adentrará en el secano de la llanura de Lleida con carreteras rectas pero estrechas y con encanto. En tan sólo 16 km por la LP-7041 llegaremos a Seròs.

Seròs es un pequeño municipio agrícola y ganadero de 1.800 habitantes y de la comarca del Segrià ya casi en la frontera con Aragón. Indicar que a 2 km de la población se levanta el monasterio trinitario de la Virgen de los Ángeles de Avinganya (siglos XII al XVIII), muy interesante y que ha sido restaurado recientemente por el Institut d’Estudis Ilerdencs. Cruzaremos el municipio para coger la comarcal C-45, carretera recta y estrecha, que nos permitirá atravesar nuevamente el río Segre y la sierra de Utxesa durante unos 15 km y antes de llegar a Maials.

Maials es un pequeño municipio del Segrià, agrícola, y que no llega a los 1.000 habitantes. Alberga un pequeño Museo del Campesinado. De aquí seguiremos unos 12 km por la C-12 hasta Torrebesses, donde cambiaremos de carretera, y será la C-233 la que nos llevará hasta Les Borges Blanques en un entorno típico de secano y del llano de Lleida.

Les Borges Blanques, con unos 6.000 habitantes, es la capital de la comarca de Les Garrigues y de la llamada Ruta del Aceite. Está situada en la zona de contacto entre los sectores de riego del canal de Urgell y los altiplanos de la Depresión Central. En la población encontramos lugares como el paseo del Terrall, la plaza de La Constitució, el Palacio del Marqués de Olivart, el Espacio Macià y el Museo Arqueológico. Les Borges Blanques dispone de una excelente red de comunicaciones que incluye las carreteras N-240 y C-233, la autopista del Nordeste y varias carreteras locales. Será una de estas locales, la L-200, la que en tan sólo 14 km nos llevará hasta Mollerussa, fin de nuestra propuesta.

Mollerussa es la capital de la comarca del Pla d’Urgell. Con 15.000 habitantes y buenas conexiones, dispone de un legado y servicios que nos permitirán terminar nuestra ruta con garantías. En la ciudad, destacan equipamientos culturales como el Espacio Cultural de los Canales de Urgell (donde se explica la construcción del canal de Urgell mediante un itinerario que reproduce a escala real todo el proceso) o el Museo de Vestidos de Papel, surgido a partir del original Concurso de Vestidos de Papel que se celebra anualmente en la ciudad.

¡Buena ruta!



Comentarios