Ruta de los puertos - 205.00 Km -


Bossòst es un bonito municipio del Pirineo, fronterizo con Francia y de unos 1.200 habitantes. La villa se encuentra a 710 m de altitud, en la orilla izquierda del Garona, alargada en un ensanche que forma la ribera en su último tramo por el valle. Uno de sus principales atractivos es la iglesia románica de la Purificació de Maria (s. XII), lo más notable del valle. Al otro lado del río se encuentra el pequeño arrabal de Sant Fabià, con una capilla y el cementerio, que se comunica con el núcleo por un puente. Al norte de la villa, sobre el arrabal de Sant Roc, hay vestigios de una antigua construcción medieval. También encontramos el Aran Park, el parque de flora y fauna aranesas y pirenaicas. Desde este municipio iniciaremos una interesante ruta de día para descubrir el Pirineo de Lleida en moto. Tomaremos la N-230 en dirección sur y, recorriendo un tramo de unos 16 km, hasta llegar a Vielha, podremos ver el perfil de interesantes carreteras y paisajes que nos acompañarán todo el día.

Vielha, capital de la comarca de Aran y capital turística, comercial y de servicios del valle con unos 5.500 habitantes. Es interesante la visita a la iglesia de Sant Miquel, con la imponente torre-campanario y la talla románica del Cristo del siglo XII. Para descubrir el mejor entorno moturístico, saldremos por la carretera C-28, que durante unos 40 km comunica el valle con el Pallars Sobirà a través de Salardú y el Puerto de la Bonaigua. Este último es una zona de paso entre montañas, a 2.076 metros de altitud, limítrofe con el Pallars Sobirà y la Val d’Aran y que une los pueblos de Salardú y València d’Àneu.

Arties, con la iglesia románica de Santa Maria y la torre y la capilla de la casa de los Portolà (actualmente Parador de Turismo Gaspar de Portolà) y Salardú, con la iglesia de Sant Andreu, que destaca por el campanario de planta octogonal y la famosa talla románica policromada del Cristo de Salardú, merecen una visita.

En el lado aranés, la estación de esquí de Baqueira-Beret —el complejo invernal con el mayor dominio esquiable de los Pirineos (2166 ha)— se une con la sección Bonaigua. En la Bonaigua se cruza de una vertiente a la otra de los Pirineos: la Val d’Aran se encuentra en el lado atlántico de la cordillera, mientras que el río de la Bonaigua, hacia el este, es tributario del Noguera Pallaresa y, por tanto, pertenece a la cuenca del Ebro. Su gran altura y el hecho de que actúe como puerta de entrada para las depresiones atlánticas hacia la vertiente sur de los Pirineos son la causa de que, a menudo, haga mal tiempo. En invierno, el puerto permanece cerrado bastantes días debido a la gran acumulación de nieve y al peligro de aludes, que pueden atravesar la carretera desde las montañas cercanas.

Después de València d’Àneu dejaremos la C-28 para seguir el Noguera Pallaresa por la C13 durante unos 60 km. Después de Esterri d’Àneu, donde se puede visitar el Ecomuseo de las Valls d’Àneu, y de Escaló, que conserva toda la villa cerrada y el monasterio de Sant Pere del Burgal, nos encontramos con un espectáculo de río y pantano (pantano de la Torrassa) que nos llevará hasta Sort tras muchas curvas y un maravilloso entorno.

Sort, pequeña capital de la comarca del Pallars Sobirà, con unos 2.300 habitantes, tiene su principal recurso en la naturaleza y su río, el Noguera Pallaresa. Últimamente también se la conoce por la lotería (La Bruixa d’Or), puesto que mucha gente se detiene en la localidad para hacer honor a su nombre. En Sort, nos dirigiremos hacia la N-260 para hacer uno de los tramos más admirados por el moturismo catalán, estatal y europeo. Un tramo del eje pirenaico que nos llevará a la capital de L’Alt Urgell, La Seu d’Urgell. Unos 50 km de curvas, tranquilidad, buenas vistas y un paisaje extraordinario. Durante el trazado hay varios miradores o puntos de parada que nos permitirán disfrutar aún más de esta ruta. El punto más alto de la ruta está en el collado del Cantó, a 1.720 metros y da la entrada al Parque Natural del Alt Pirineu.

La Seu d’Urgell es una ciudad de unos 12.000 habitantes situada en el Pirineo catalán, capital de la comarca de L’Alt Urgell, sede del Obispado de Urgell y que fue el cabeza del antiguo Condado de Urgell. Entre sus atractivos turísticos, destaca la catedral, la única de estilo románico que existe en Cataluña, y el Parque Olímpico del Segre. Se ubica en el interfluvio del Segre y la Valira, y L’Alt Urgell es la puerta al estado de Andorra y la proximidad a este importante polo demográfico y de actividad económica es, en buena parte, una de las razones de la pujanza actual de la ciudad de La Seu d’Urgell dentro del ámbito del Alt Pirineu y Aran. La Seu ya cuenta con algunos establecimientos familiarizados con el moturismo. (FOTO). En nuestra web encontrarás la mejor opción. Pero hoy seguiremos unos 30 km más para acercarnos a la frontera provincial y llegaremos hasta Prullans por la N-260. Durante el recorrido disfrutaremos de las impresionantes vistas de las paredes rocosas de la sierra del Cadí.

Martinet es un pueblo atravesado por el río Segre que acoge el Parque de los Búnkeres, una propuesta que permite recuperar la memoria histórica, y la Casa del Río, una muestra de la fauna y de los sistemas ecofluviales.

Prullans es un pequeño pueblo de unos 200 habitantes limítrofe con las provincias de Lleida y Girona. Vinculado a la provincia leridana y perteneciente a la comarca de la Baja Cerdanya, es un lugar que cuenta con un legado cultural y un excelente entorno paisajístico y varios servicios turísticos para el moturista. Buen final de ruta para relajarse.



Comentarios